En esta sección del curso aprenderemos el Segundo Principio de La Ley Natural de la Salud Física: conoceremos cómo tomar el sol adecuadamente.  También estudiaremos el Segundo Principio de la Ley Mental y Espiritual para pensar y vivir en positivo. Haz las reformas oportunas y empieza tu camino hacia la vida que deseas.

Ya hemos conocido en el artículo anterior cómo tener una vida saludable respirando, aprendiendo a respirar: el Primer Principio de la Ley Natural de la Salud Física. Dedicad un tiempo cada día a estudiar los Principios de Salud, y la Ley Natural. Sigue estos principios y leyes para que seáis más felices, ahorrándote sufrimientos y dinero, y siempre Viviendo en Positivo.

Encuentra en mi Facebook, “Juan Amigó Barba”, la parte práctica de la vida sana y natural. Encontrarás en él lo que necesitas saber sobre la cocina saludable y los remedios naturales. Mi misión es informarte de la vida sana y natural, y de la salud mental y espiritual, ya que forma parte de cada día y la Salvación Eterna. Es por esto que en el día del Juicio Final vosotros seréis beneficiados de seguir estas leyes y principios, al haber llevado una vida en positivo. Una vez os haya informado, vosotros decidiréis qué camino tomar. Yo intento ser lo más neutral posible, nadie se sienta obligado en nada. Dios no obliga a nadie, pero sabed que cada uno cosechará lo que sembró. Recordad: “cada uno puede y debe ser constructor de su propio destino”.

 

 

Segundo Principio de la Ley Natural: “El Sol”. Tomar el sol adecuadamente.

Sin el sol, ni las plantas ni las personas podrían vivir saludables. El sol da salud y alegría a la vida. Pero si no sabes tomar el sol adecuadamente y lo tomas mal, te perjudicará. Además causar insolaciones, puede ocasionar el cáncer de piel, como les ocurre a muchas personas.

La mayoría de la gente se guía por la moda en lugar de estudiar lo que es mejor para su salud física y mental. Lo notarás fácilmente al ir a la playa entre las 12 y 16 horas. No encontrarás un sitio libre de la cantidad de personas que habrá, y sin embargo, es la peor hora para tomar el sol para su salud.

Para tomar el sol adecuadamente se recomienda ir a la playa de mayo a septiembre, de las 7 a las 9 de la mañana. No sólo encontrarás sitio y te ahorrarás en cremas para protegerse de los rayos solares,  ¡sino que también  le hará bien a tu salud! A esta hora los rayos solares son un bálsamo, esta es la mejor hora para tomar el sol adecuadamente.

Lo ideal para tener aún mejores resultados en su salud,  es que corra o camine por la playa sin parar por la arena mojada del agua del mar, en lugar de tumbarse en el suelo. El ejercicio  va bien para mejorar la circulación de la sangre, y al hacerlo en la arena húmeda del agua del mar, estará haciendo la mejor cura de hidroterapia. Esta cura de hidroterapia beneficia la circulación de la sangre, fortalece el sistema nervioso, activa las defensas y le permite adquirir a vitamina D.

A las 9 de la mañana ya te estarás dando la ducha fría y vistiéndote para irte a casa, habiendo hecho una de las mejores curas que existen. Todo esto sin gastar nada y sin que nadie te moleste, pues a esa hora podrás escoger el mejor sitio.

 

 

Decálogo de la Ley Mental y Espiritual: Segundo Principio.

Leemos en la biblia, en el Antiguo Testamento, en Éxodo, capítulo, 20 y versículos del 4 al 6: “No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque Yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis Mandamientos” (para más información leer en: Ex.34:17+Lev.19:4;26:1 +Deut.4:15-18;27:15+Ex.34:6,7 +Núm.14:18+Deut.7:9,10).

Este Mandamiento, que es uno de los más largos, no se encuentra en el Catecismo. Por lo general son las Iglesias Evangélicas quienes sí lo observan.  Todas las Iglesias aceptan la Biblia como Palabra de Dios, ya sean católicas, ortodoxas, anglicanas, evangélicas o protestantes, pero con algunas diferencias a la hora de practicar el cristianismo: unos son fieles a lo que dice la Biblia, mientras que otros se guían en algunas cosas por la tradición, por ejemplo. Yo creo que haríamos bien de aceptar lo que la Biblia nos enseña, ya que es la Palabra de Dios, y el Creador no cambia ni se equivoca. En cambio los hombres, incluso los sabios, se equivocan alguna vez, por buena voluntad que tengan.

Toma acción

 Hemos aprendido el Segundo Principio de la Ley Natural, que afecta a la salud física, y el Segundo Principio de la Ley Moral, Mental y Espiritual, que afecta nuestro comportamiento y nuestra relación con el Creador y nuestros semejantes.

Evita algún cáncer de piel, mejora tu salud e incluso ahorra en cremas protectoras del sol –que no son muy buenas para la salud- simplemente haciendo planes para tomar el sol adecuadamente este verano, siguiendo mis indicaciones.

Recomiendo que leáis muchas veces Éxodo, 20:1-6 y también Isaías, 44:6-25, para digerir lo dicho sobre el Segundo Mandamiento de la Ley de Dios, de la Ley Moral. Toda nación y todo reino terrenal tiene su ley. Todas las personas honradas procuran respetar la ley de su país, no solo para ser un buen ciudadano, sino también para evitar problemas con la justicia. El Reino de Dios, tiene también su ley, y todos los que quieren vivir en armonía con el Rey de reyes y el Señor de señores, les interesa estudiar la Ley de Dios. A estas personas les interesa vivir siguiendo sus principios para el bien propio, y para el bien de toda la sociedad, y también para prepararse para la eternidad según la promesa de Jesús. Pues si sólo hubiera esta vida, Dios no sería justo y la Naturaleza no sería perfecta.

 

“Se nos concede una sola vida; y la pregunta que cada uno debe hacerse es: ¿Cómo puedo invertir mis facultades de manera que rindan el mayor provecho? ¿Cómo puedo hacer más para honrar a Dios y en beneficio de mis semejantes? Pues la vida es valiosa solo en la medida en que se la usa para el logro de estos propósitos. Nuestro primer deber hacia Dios y nuestros semejantes es el desarrollo individual. No podemos permitirnos empequeñecer ninguna función del cuerpo o de la mente. Cada persona tiene la oportunidad, en alto grado, de hacer de sí mismo lo que elija ser. Dios quiere que alcancemos el ideal de perfección hecho posible para nosotros por el don de Cristo”.

CRA.15,16 “Consejos sobre el Régimen Alimenticio” de E. G. de White).

La semana que viene.

La semana que viene estudiaremos el Tercer Principio, tanto de la Ley Natural, como de la Ley Moral. Leed varias veces el tema de cada semana y en lo posible ponedlo en práctica. Veréis que vuestra vida cambia a mejor en todo sentido.

Una vez experimentéis los beneficios, compartid estos conocimientos a vuestros parientes y amigos, pues en ayudar a los demás, demostramos que amamos a Dios y al prójimo.

Si desea un tratamiento personalizado, no dude en contactarnos mediante el Formulario de Consulta, escríbenos a ecosma@reformaprovita.com o llama al 0034/671688019.

 

¿Te gustó? ¡Compártelo!