¿Que es el caldo depurativo y que acción tiene sobre el cuerpo?

Limpia tu sangre y tus intestinos con el caldo depurativo

Antes de adelgazar o empezar un tratamiento, se debe limpiar el intestino y la sangre

La receta del caldo depurativo es fácil de realizar y aplicar. Antes de adelgazar o intentar curarnos de cualquier enfermedad, se debe hacer una limpieza profunda de nuestro organismo, para poder empezar el tratamiento en causa, sea para aliviar o curar alguna enfermedad o simplemente adelgazar.
El caldo depurativo es la mejor forma de limpiar nuestro sistema digestivo de toxinas y desechos que se acumulan inevitablemente por comer demasiado y además, comida basura (que deja mucho residuo en nuestro cuerpo).
Nuestro intestino, igual que la tubería de nuestra cocina, acumula desechos (hasta 8-9 kilos) y, de vez en cuando es necesaria una depuración profunda.
Su acción del caldo es muy parecida a la de un cepillo, gracias a las fibras insolubles y parcialmente solubles, que estimulan el tránsito intestinal y facilitan la eliminación de toxinas, barriendo nuestro tracto digestivo.

Modo de preparación del caldo depurativo

Una cebolla mediana, una rama de apio y dos hojas de col se lavan bien, se despelleja la cebolla, se cortan en trozos y se añaden todos los ingredientes en un litro de agua. Se hierve unos 30 minutos a fuego lento, añadiendo una pizca de sal (no mucha) y se deja reposar unos minutos. Luego se filtra. También se puede suplir la col por lechuga fresca u ortigas tiernas, pero el efecto depurativo será menor.
De esa forma se obtiene el caldo.
Nota: Se puede preparar el doble de caldo, doblando las cantidades de los ingredientes, pero no conviene preparar más cantidad.

Como tomar el caldo para tener el efecto depurativo

Se comenzará a tomarlo 45 minutos antes de las principales comidas (desayuno, comida y cena), una taza de caldo.
La primera semana del tratamiento, en cada taza se añadirá el zumo de un limón recién exprimido, es decir 3 limones al día.
La segunda semana, se añadirá en cada taza, el zumo de dos limones, en total 6 limones al día.
La tercera semana, se añadirá en cada taza, el zumo de tres limones, usando 9 limones al día.
La cuarta semana se descansará (no tomando ni el caldo, ni los limones).

¿Cuanto tiempo debemos tomar el caldo para que el cuerpo se limpie de deschos?

La misma toma mencionada anteriormente, se repetirá después de la cuarta semana de descanso, con una duración variable, en función de cada situación. El tratamiento con el caldo y el limón, puede tener una duración mínima de dos meses y puede llegar hasta 6 meses, dependiendo de cada afección.

Resultado final en el organismo

Su acción estimulante y depuradora, hace del caldo depurativo un aliado perfecto en la lucha contra el sobrepeso y la celulitis, favoreciendo la eliminación de desechos, la estimulación de la circulación local y la actividad metabólica en general, con efecto regulador.

Asíque, en las curas de adelgazar, es el mejor inicio de tratamiento, a lado de una dieta sana, basada en todos los nutrientes. Pero no solo para adelgazar se recomienda el caldo depurativo, sino para tratar diferentes enfermedades como la gastritis aguda y crónica, intestino irritable, reflujo gástrico, hígado graso, diabetes, el estreñimiento, las hemorroides, varices, etc, gracias a su efecto regulador del nivel de azúcar en sangre y también el efecto cicatrizante e inmuno-estimulador del limón, dada su capacidad de convertirse mucho más alcalino dentro del cuerpo humano y regular la acidez.

Si desea un tratamiento personalizado, no dude en contactarnos mediante el Formulario de Consulta, escríbenos a ecosma@reformaprovita.com o llama al 0034/671688019.

Te quedarás content@, sin duda!

¿Te gustó? ¡Compártelo!