Existen remedios simples que puedes preparar para ayudarte en tu camino hacia tu vida en positivo, la cual lograrás mediante una combinación de salud física, mental y espiritual. Para ello, además, debes conocer las leyes que rigen tu organismo físico y las que controlan la mente, la parte afectiva y espiritual de la persona.

 

Comienza a purificar tu cuerpo usando remedios simples como este: el caldo depurativo. Deberás agregar a un litro de agua una cebolla troceada, dos hojas de col (repollo u ortigas frescas recién cortadas del campo), un tallo de apio y un poco de sal. Déjalo hervir durante media hora y estará listo.

 

Agrégale a un vaso de caldo el zumo de un limón, justo antes de tomártelo. Recomendamos hacerlo tres veces al día, una hora antes de cada comida durante un mes. Posteriormente podrás hacerlo cada tres meses con el fin de limpiar tu organismo y evitar enfermedades.

 

¿En qué ayudan los remedios simples?

 

En el caso del caldo depurativo podrás eliminar toxinas, controlar el colesterol, ácido úrico y el azúcar si eres diabético. Las infecciones urinarias se curan rápidamente con este remedio simple, así como también se limpian los riñones.

 

Sin embargo, si sólo te dedicas a limpiar tu cuerpo, más no tu mente, no lograrás la salud completa. Para ello deberás aprender a pensar en positivo, puesto que somos lo que pensamos. La mente es como un huerto que siempre produce. “Si no plantas buenas verduras, crecerán malas hierbas”.

 

Si no lees buenos libros todos los días y no te propones a aprender a pensar y vivir en positivo, serás manipulado por esta sociedad teledirigida, manipulada y manipuladora por los grandes intereses creados. “No os engañéis: Dios no puede ser burlado. Pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará” Gálatas,6:7-10 (esta es la ley de la causa al efecto).

 

Permítete pensar en positivo

 

El sabio Sócrates decía “solamente sé que no sé nada” y ¡esto es saber mucho! Porque la mayoría de las personas cree que lo sabe todo. Entonces, abre tu mente al aprendizaje de la vida y podrás comenzar a pensar más en positivo.

 

El apóstol Pablo nos aconseja “pensad y meditad en todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad”, Filipenses,4:8. Esto es pensar en positivo. Platón dijo: “Buscando el bien de los demás, encontraremos el nuestro”. Esto es vivir en positivo. Esto es pensar y actuar en positivo. E.G. de White enseñaba: “Las buenas acciones son una doble bendición, pues aprovechan al que las hace, y al que recibe sus beneficios. La conciencia de haber hecho el bien es una de la mejores medicinas para las mentes y los cuerpos enfermos”. MC.199 (El ministerio de Curación).

 

El sabio dicho antiguo dice: “Cuerpo sano, mente sana”, por lo que si aprendes a vivir sano, tendrás una mente sana y lúcida. Pero también se dice “Mente sana, Cuerpo sano”, es decir, el que tiene la mente sana, piensa en positivo, y no vegeta, ni sigue la costumbre popular, ni se deja guiar por lo que hace la mayoría, sino que piensa en positivo y actúa también en positivo.

 

La semana que viene estudiaremos cuál es la alimentación correcta y que remedios simples podemos preparar para tener un cuerpo sano y una mente lúcida para pensar y vivir en positivo. Así viviremos muchos más años, con más calidad de vida y ahorrandonos sufrimientos y dinero. Recuerden el consejo de Hipócrates, el padre de la medicina: “Si no quieres estar enfermo, aprende a vivir saludablemente”. La salud no es cuestión de medicamentos, sino de aprender a vivir “un buen estilo de vida” de acuerdo a la LEY Natural.

Si desea un tratamiento personalizado, no dude en contactarnos mediante el Formulario de Consulta, escríbenos a ecosma@reformaprovita.com o llama al 0034/671688019.

 

¿Te gustó? ¡Compártelo!